home conciertos, Eventos, Movimientos, MÚSICA Alma Cantaora– Entrevista a Amparo Sánchez

Alma Cantaora– Entrevista a Amparo Sánchez

 

Amparo Sánchez es una cantautora española conocida por su género fusión mestiza y por sus letras en pro de la libertad e igualdad de los derechos humanos; sobretodo de lucha por la mujer. Ha sido parte de diversos movimientos sociales apoyando las causas que transmite a través de sus canciones. En el mes de abril de 2014 visitó México, compartiendo su más reciente material Alma de Cantaora, en la modalidad de solista.

mariana y alma

[ Entrevistadora: Mariana Arrieta González. Realizada el domingo 20 de abril de 2014, previo a su último concierto en SCLC, con sede en La Enseñanza a beneficio del Hogar Comunitario Yach’il Antzetic, A.C., San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México. ]

¿Cómo te sientes? ¿Cómo ha sido regresar a San Cristóbal después de haberte despedido como Amparanoia justo aquí hace seis años?

Muy bueno, muy bien. Cada día están pasando cosas diferentes. Los conciertos fueron primero en el Changó y luego en el Revolución, ahora es el último y me encuentro con la grata sorpresa de estos dos grupos que están abriendo el concierto. Además estoy muy entusiasmada por subir a tocar y cantar. Siempre es bueno oír la música que se hace por acá y compartir esa energía en el escenario.

Hoy es tu última fecha en San Cristóbal; pero después, ¿qué sigue?

Viajamos, seguimos viajando por México. Tengo todavía una fecha en Playa del Carmen, luego regreso a D.F. y el 1º de mayo estoy regresando a casa en España. Durante el mes pasamos también por Oaxaca, Xalapa, Tlaxcala y Guanajuato.

amparo flyer

¿Cómo describirías la transición de Amparanoia a Amparo Sánchez? Incluso hay un comunicado público tuyo  de 2008 llamado “Digo adiós a la paranoia y vuelvo a Amparo”.

Bueno, pues sí, en 2008 cerré la última gira de Amparanoia en San Cristóbal de las Casas, aquí se cerró ese proyecto. Que si bien los temas de Amparanoia son míos y que algunos los sigo tocando en mis conciertos; este es un proyecto distinto. Es compartir una biografía musical. Decidí junto con todos los que me acompañan, crecer y evolucionar musicalmente. He grabado un par de álbumes ya sólo como Amparo; el más reciente es el de ‘Alma de Cantaora’ y ahora estoy terminando un tercer álbum que seguramente saldrá antes de que termine el año. En esta nueva etapa, aparte de que puedo explorar a nivel musical un estilo que me interesa, también puedo viajar sola, algo que no había experimentado antes: sólo mi guitarra y yo. Y bien, estoy contenta. Ha pasado mucho tiempo pero Amparanoia es un proyecto que siguió conmigo, es una parte de mí pero es del pasado. Son propuestas musicales muy distintas y más cuando estoy sola con la guitarra. Es para que la gente venga a escuchar las letras sobretodo. Fue un alejamiento del ambiente puramente festivo para convertirse en un medio para lo que tengo que contar, para expresar un mensaje y reunir a la gente de otra manera.

¿Cuál es esa idea o ese mensaje que quieres transmitir?

El principal, como mujer: que estoy haciendo lo que quiero y eso no es nada fácil (risas). Dar fuerza a las otras mujeres, quizá ese sea mi objetivo más evidente como compositora y cantante. En general, que nos sintamos más unidos y la música tiene ese poder de hacer que nos sintamos unidos y que se detenga el tiempo. Quiero transmitir cómo me siento, cómo soy a través de la libertad en la música. Romper el rol de la mujer, que aunque va evolucionando, todavía no hemos llegado a la igualdad. Las mujeres históricamente la hemos tenido más difícil; no importa el mundo o el ámbito profesional en el que te muevas, siempre hay ese estigma por ser mujer. Aún hay mucho por hacer para llegar a esa equidad que soñamos y bueno, me siento partícipe de ese “empujoncito” social por las mujeres.

El arte transforma. Yo creo que todos tenemos un don o hemos venido con una cualidad que podemos dar a los demás. En mi caso es la música, totalmente. Considero que hay algo en mi voz, en mi manera de comunicar, de transmitir que puede servir, que puede ayudar a otras mujeres en el camino que he decidido.

amparo guitarra

¿Cómo fue que descubriste que la música era tu “don”?

Tardé tiempo en creérmelo. Porque la verdad desde niña me gustaba mucho la música, me gustaba mucho ver el efecto que tenía la música en los demás. Todo cambiaba cuando había música. La gente se volvía más alegre, más suelta, más armónico, como si detuviera la atención. Eso me gustó siempre. Luego, cuando empecé a cantar, ya de jovencita, yo no pensaba que cantaba bien pero los chicos de la banda con la que estaba me decían que lo hacía muy bien. Me di cuenta que me la pasaba bien, me gustaba ensayar, me gustaban los conciertos, fui trabajando el canto, vi que podía conocer el mundo a través de la música… así comenzó a gustarme. Pero así, ser conciente de que ese era mi don, pues no, para eso tenía que pasar mucho tiempo. Uno se da cuenta de eso cuando se trabaja y como cuando la gente me ha dicho “gracias por hacer lo que haces”, “gracias por cantar”. Ese para mí es el aliento y el motor para seguir.

Desde Amparanoia hasta ahora como Amparo has explorado muchos géneros, ¿cuál es el que te gusta más o cuál ha sido la influencia más determinante?

Creo que tengo mucha influencia de la música cubana, porque sí, es cierto que hay un antes y un después cuando entro en contacto con el son cubano. Pero en realidad es una mezcla porque mi base siempre fue compuesta de rock y blues y después de ska y reggae. Creo que lo que hago es una muestra fusionada de la música que me gusta a mí, con la influencia principal de la música latinoamericana; aunque algunos han llamado a mi música como “fusión mestiza”. No hay un estilo que mande más que otro.

somos viento

Tengo conocimiento de que días previos a los conciertos, estuviste en el Caracol de ‘La Realidad’, ¿nos podrías compartir algo de tu experiencia allí?

Fueron muy poquitos días pero volver a La Realidad después de casi diez años, porque mi última vez fue en 2005, fue muy emocionante. Me reencontré con los que ahora son de la Junta, porque hace diez años cuando los conocí, eran niños. Me sentí feliz porque conocían mi música, mis canciones, estuvimos cantando juntos. Conviví mucho con los niños y las mujeres. Fue muy interesante y emocionante. Vi varios cambios en el Caracol también, fue una experiencia muy grata. Yo que he seguido el movimiento desde el principio, se siente bien regresar y poder ver el crecimiento.

¿Cuál es tu postura sobre el movimiento zapatista? En el reciente comunicado sobre la reaparición del EZLN en mayo de 2014 con motivo del homenaje a Luis Villoro, el seminario sobre ética, entre otras cuestiones; tú apareces dentro de la lista de artistas e intelectuales invitadas, ¿no es así?

Sí, estoy invitada. No podré regresar porque planeé mi viaje a México en el mes de abril y en mayo ya tengo otros compromisos de trabajo; pero sí prepararé un video o algo por ahí para estar presente de alguna manera. Sobre el zapatismo, pienso que como cada movimiento, tiene su proceso, su momento y su ritmo. Ellos nunca pensaron que todo iba a cambiar de la noche a la mañana. Recuerdo un discurso de Marcos en el zócalo, en la marcha por la dignidad, que decía: “no piensen que mañana el mundo cambiará. Estamos dando pasos…”.

La humildad que caracteriza al movimiento, me atrae mucho porque es también la manera en la que yo me planto en mi vida. No puedo llegar rápidamente a un sitio sin haber disfrutado y vivido cada parte del camino, así como compartir y aportar a los demás en lo que se pueda. Este movimiento tiene su propia sanidad, su educación, su manera de gobernarse; es una manera muy interesante de seguir y resistir. De todos modos hay que estar pendientes de todas las propuestas pero siempre con la idea presente de que nada cambiará de la noche a la mañana, los cambios vendrán gradualmente pero con el esfuerzo, la rebeldía y la resistencia del día a día.

amparo EZLN

Amparo Sánchez:
http://www.amparosanchez.info/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.