justin 5

Bon Iver, la maquinaria de Justin Vernon.

diciembre 09, 2012 / por / 0 Comentario

 

En el año 2007, después de una seria crisis personal y artística, Justin Vernon decidió moverse al bosque y pasar 4 meses en absoluto aislamiento. Mientras vivía en una cabaña remota al oeste del estado de Wisconsin, y con nada más a la mano que un shure SM57, una guitarra Silverstone y una batería vieja, produjo de manera totalmente independiente algunos de los temas que marcarían su vida para siempre: for emma, forever ago, un álbum con 10 canciones a las que el periódico The New York Times posteriormente calificaría como “irresistibles”.

Cansado del  aislamiento, consternado por la constante producción y la falta de profundidad en las voces de las canciones de for emma, forever ago, Justin repartió partituras de algunos de los temas a la audiencia durante algunos de sus conciertos. “No quiero ser el tipo que canta con una guitarra acústica, porque esto es bastante aburrido. La canción realmente necesita 80-500 personas cantando o lo que de el ambiente de la sala. Necesita esa lucha”, menciona.

A pesar de las críticas por la calidad y edición del demo, muy pronto pasaría a ubicarse en la cabecera de los discos que forzosamente debes tener y escuchar. Recibir en 2012 el Grammy como “mejor artista nuevo”, le creó a Justin bastante conflicto, pues comentó en el escenario “sabes, cuando comencé a escribir canciones lo hice por la recompensa inherente de hacer canciones, así que estoy un poco incómodo acá arriba”.

Skinny love, Towers y Blood bank, entre muchos otros temas presentados en For emma, forever ago, y en su última producción titulada “Bon Iver”, se han convertido en un referente irrefutable de la calidad artística de Bon Iver.

Bon Iver ha llegado a mí como una ciencia exacta, me llena de respuestas…

Para verlo de cerca, haz clic aquí.

Deja un comentario

Current day month ye@r *

SOBRE EL AUTOR

''El exceso de la forma es nuestro vacío''


Comparte y sigue leyendo!