Los alegres “Alebrijes” de Oaxaca

Arrazola Xoxocotlán es el pueblo en el que en 1927 Manuel Jimenez comenzó como un pequeño de 8 años a tallar madera y a crear pequeñas figuritas de animales que resemblaban a sus animalitos de campo que cuidaba en la montaña, con el tiempo estas tallas de madera se conocerían popularmente como Alebrijes en Oaxaca.