home ARTE, Galería Coleccionista por Casualidad, Personajes Creativos

Coleccionista por Casualidad, Personajes Creativos

Paseaba por las calles de Oaxaca cuando me encontré con la galería Kuchaku. Me llamó la atención su piso de madera reciclada y sus paredes recubiertas de sacos de plástico, toda la onda verde rusticona. Claro que el arte sobre sus muros y la joyería en sus vitrinas fue el factor decisivo para quedarme un rato y averiguar un poco sobre el espacio y su arte.

Galería Kuchaku
Galería Kuchaku, 5 de Mayo #402, Centro, Oax., Oax.
Tupac Emiliano, amigo de Erik y expositor en Kuchaku
Tupac Emiliano, amigo de Erik y expositor en Kuchaku

Con la meta de escribir un artículo sobre el lugar, entable una conversación con el encargado, que resulto ser también el iniciador del proyecto. Yo tengo una afición por el arte y otra por la gente, y en este caso me ganó aquella ultima vocación. Así resultó el artículo sobre este personaje, su camino profesional y creativo, y su rol dentro de su circulo de artistas. Erik Palomera, Tijuanense de 30 años de edad, es mercadologo desde hace casi ya 10 años, y por cómo lo cuenta, su iniciación en el mundo del arte fue casualidad. “Desde que me mudé a Oaxaca hace 4 años hice muchos amigos artistas, me empezaron a regalar obra, y yo la colgaba en la tienda de diseño en la que trabajaba. La gente comenzó a preguntarme por los precios de las obras y así fue como comencé a venderlas, con un amigo diciendome que me quedara con el 50% . Llegó el punto en el que la obra ya no cabía en la tienda, y así tomé la oportunidad de abrir Kuchaku. ” Erik viste una camisa de mezclilla y habla rápido, muy rápido, de hecho. De pronto me evoca a una caricatura de un bibliotecario que pasa mucho tiempo solo y que cualquier comentario o pregunta lo hecha a andar; pronto hablando más consigo mismo que con la persona frente a él, adentrado completamente en sus pensamientos, como trenecito sin frenos. Pero la mirada de Erik no se pierde en la distancia, esta llena de vitalidad. Yo intento captar todo lo que me cuenta, ya que me ha dicho que prefiere que sea casual, sin que lo grabe. Cuando le comento que me parece que habla un poco rápido me dice que desde pequeño fue un problema suyo; que de niño aprendió a buscar en la cara de la gente con la que hablaba señales de que le seguían el paso a lo que decía. “Cuando la gente entra aquí, me pregunta que si es una galería, la verdad no lo sé”. Yo le pregunto por qué no le sienta que le llame galerista, o que me refiera a su espacio como galería. Me responde que eso le pinta una imagen de “gente culta, que sabe de arte, que usa palabras verbosas y pretenciosas”. “Para serte sincero al principio yo no apreciaba mucho el arte. Sobre mi escritorio tenía dibujos o acuarelas, regalos de mis amigos, y a veces se me caía un poco de café sobre alguna de ellos. También, a mi hermano de chico le gustaba dibujar y yo le decía que dejara esas tonterías y mejor viniera a jugar videojuegos conmigo.”

10441319_10154233855035074_7130244885410226390_n
Daniel Acosta, expositor en Kuchaku y amigo de EP

Aunque me deja la impresión de que ahora ha crecido su gusto por el arte, Erik ve el arte desde un punto mercadológico. Se le nota la experiencia de tener en su haber más de 1200 encuestas para estudios de mercado. “El arte gráfico tiene un mercado estable. Hay gente a la que no le importa la situación económica, si gana o no Peña Nieto, ellos siguen comprando.” Kuchaku lleva dos meses y medio, sube una exposición nueva más o menos cada mes. En la primera se vendió todo menos una o dos piezas.

"King of the Seven Seas" de Malo Farfan, también amigo y expositor
“King of the Seven Seas” de Malo Farfan 2014, también amigo y expositor

Pero parece ser que el verdadero secreto está en el trato directo. Todos los artistas que ha expuesto hasta ahora han sido amigos de Erik, y él siempre está presente en la galería. “Parte es que aquí sí negociamos, no es un espacio tan fresa como en otros sitios en los que se nota que los que te atienden no son los dueños, si no empleados. En esos lugares los precios son fijos, aquí yo le puedo marcar al artista y negociar un precio con el que el cliente y el autor queden satisfechos. Así logré vender obra de un amigo que tenia semanas sin venderse.”   Aunque su afición por el arte no sea ardiente, no me sorprende que tenga tantos amigos artistas; es un chavo pionero de proyectos y muy creativo. Sus estudios de mercado los hacía en ciudades en las que no conocía a nadie, pero usaba su experiencia y dote de ¨gamer¨ para conocer a gente en lugares de videojuegos y así contratar a personas para sus sondeos.   FresasDe pronto me señala unas plantas que tiene colgando de su ventana. “Mi mamá tenia una florería, así que yo estoy acostumbrado a siempre estar picando cosas frescas. Ahora tengo fresas, quiero también jitomates cherry, para pizcarlos y con tantita sal saborearlos.”   Mientras continua en una de sus tantas digresiones me dice que ha oído que cierta música afecta al desarrollo de las plantas, “quiero medir las ondas electromagnéticas de las plantas, ese es mi próximo proyecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.