home ARTE, literatura, poemas Desde la sacralidad de las ruinas. La poesía de Jorge Campos, Nicaragua.

Desde la sacralidad de las ruinas. La poesía de Jorge Campos, Nicaragua.

Crimen

                         a Moisés Palacios

Que tus labios no lo intenten pronunciar
calma mis miedos,
pero es tu mirada la que tajante
y con frenesí absoluto
descarga su filo criminal
en mi pecho.

Jorge es un emergente y muy interesante escritor nicaragüense originario de Managua. Es licenciado en economía y confiesa, puede resultar contradictoria su actual dedicación a las letras. En nuestra conversación para La Manufacturera nos va entregando las claves de su obra, que permiten apreciar en las sombras de su estilo, una travesía hacia un lugar oculto del ser humano. Los tabúes que la sociedad ha impuesto para protegerse, han silenciado aspectos olvidados, pero que hablan enormemente sobre la naturaleza de nuestras existencias.

Su tendencia hacia el arte se inició en la secundaria leyendo a autores como Vargas Llosa o Ricardo Pasos Marciaq un escritor nicaragüense que considera muy fuerte. Además desde su formación universitaria logró desarrollar una visión crítica al sistema, que contribuyó a impulsar una búsqueda de respuestas más allá de las comodidades aparentes que ofrece el capitalismo, escondiendo complejos problemas sociales.

Reminiscencia secular

De una herida abierta
profana e indolente
brota el esperma
progenitor de ángeles
blancos
negros

en la extracción fugaz
de una herida que se seca
al sol implacable de los ecos
mis alas se vuelven de piedra.

Siendo un joven muy reservado, la opción por la literatura se acentuó cuando exploraba su dimensión interna a través de Nietzsche y otros autores. Estos le ofrecieron herramientas críticas que con el tiempo, le permitieron distinguir de mejor forma los problemas sociales de Latinoamérica. Indagó conjuntamente en las raíces de la literatura prehispánica como el Popol Vuh, recorriendo desde los mayas y aztecas, hasta los incas y kichwas un viaje que le llevó a reconocer nuestras particulares sabidurías regionales.

En todo aquello Jorge recuerda a Rosario Aguilar, la primera escritora nicaragüense y de Centroamérica en su obra “Primavera Sonámbula” de 1964, que simplemente le fascinó. Posteriormente Edgar Allan Poe se convirtió en su maestro en narrativa, a través de ese estilo tan misterioso y hondo que busca una cierta trascendencia en medio de lo oscuro. De esta forma, sin percatarse empezó a experimentar sus primeros cuentos que conjugan temáticas sociales y existenciales.

Desde su posición crítica al capitalismo, ve finalmente en el arte un medio que permite transformar al mundo. Su lenguaje expresa visiones en las que nos podemos sentir identificados, constituyendo nuevos diálogos para la construcción social. Dejando atrás la economía, la escritura se consolidó como un espacio de permanente motivación en su trabajo.

Hoy ya alista su primer poemario que espera sea publicado este año. Entre sus principales temas expresa la complejidad del vínculo que observa entre el amor y la muerte. En su poesía hay un asombro por la fuerza que conlleva el amor, “capaz de destruir y hacer ruinas aquello que toca”. De ahí deviene el título de su libro “La ruinas del árbol”, ya que su poesía da cuenta de todo lo que ha sido socavado y destruido, sin ser meros escombros sino ruinas como las de un templo antiguo, que expresan desde ahí su sacralidad estética. Es inevitable no recordar con sus palabras, aquella maravillosa serenidad que ofrecen desde el abandono los templos como el de Angkor Wat en Camboya.

Angkor Wat. Camboya
Angkor Wat. Camboya. Fotografía de Tourist-destinations.

Reducción

Menos que polvo
menos que fuga
abierta herida miserable
pájaro sin vuelo
menos que estela de transparencias
de cigarros extintos,
que voz desplomada que retarda
su eco aterido en templos derrumbados.
Menos que polvo
menos que fuga
no soy el puño irascible ni muerto
un nombre que no encuentra vientre
no soy, sino un sólo intento adormecido
de un todo, de un multiverso agonizante,
pendiente de columnas agrietadas
y vitrales rotos.

Una poesía que entrecruza el amor y la muerte.

Jorge Campos. Fotografía de Manuel Matus.
Jorge Campos. Fotografía de Manuel Matus.

En esos lugares nos comenta deambulan los miedos, como el paso del tiempo y el silencio. En la sociedad actual se deposita en la muerte una enorme inquietud, mas Jorge Campos cree que de reconocerse el valor de las sensaciones que ocultamos frente a esos rincones abandonados, nos llevarían con la nostalgia a transportarnos a momentos donde los olores e imágenes se traducen en inspiraciones de “una mente que divaga en otras eras”. Como aquellos olores de tierra húmedas, que llevan a una adolescencia que contempla con su especial espíritu, “la belleza de las gotas sobre los tejados en medio de las nubes”.

Sus poemas así, entrecruzan caminos que para las personas pueden estar profundamente separados y como tabúes, pertenecen a ámbitos distintos. Tomando sus palabras, en su creaciones se personifica un amor que puede “llevar incluso a matar, hecha carne que se consume en recuerdos imborrables”.

La muerte que tanto angustia, lo explora en un fenómeno que considera contiene tanta fuerza como la vida, en una constante rueda de regeneración y transformación, siendo en definitiva un portal para reconocerse a sí mismo.

Rito

Tu lengua es mortaja
de esa palabra ufana
semen de ángeles insurrectos
en santuario ruinoso

pierde mi locura su cetro
de la mano de íncubos
en cama desolada
donde sólo veo un nombre
envuelto en sombras.

Las personas así, pueden tener la oportunidad de transformar sus espacios íntimos a través de las expresiones estéticas, que nos llevan a comulgar ciertos sentimientos que al darles valor, los comprendemos. Por ello nos menciona que la poesía es un espacio tan abierto, que dependiendo de nuestros ecos, nos identificamos con obras como la de Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni o Sylvia Plath.

Le han influido todos los autores mencionados, hasta las experiencias vitales que se remontan al tema de la muerte. Recuerda a su padre y su gusto por la arqueología, junto con sus abuelos interesados por el conocimiento de lo oculto y la magia. De Nicaragua propiamente recoge la influencia de Alfonso Cortés a quien admira y Pablo Antonio Cuadra como a Nezahualcoyotl, que ha sido también una referencia en ese estilo que habla desde lo campestre y folclórico, la alegría de la sencillez. Recuerda con ello gratamente la cultura popular mexicana, que ve a la muerte a través de los ojos de la fiesta y los colores.

Aquelarre en los escombros de una jaula

Me despiertan esos demonios
en profunda noche parlera
que gime adolorida en mis llagas
sudantes

me arrastran a ese aquelarre
que abraza mi cuerpo
donde la soledad arde mustia
donde las plumas ensangrentadas de pájaros
asilados en mis manos
escriben las palabras que han muerto.

Sobre nuestra pregunta acerca de las características de la escena artística nicaragüense en el concierto latinoamericano, considera que “es rica y diversa”. Históricamente ha tenido una fecunda gama de escritores, que lamenta en las condiciones actuales no exista el suficiente apoyo para que puedan desplegar una producción más contundente. A pesar de las ciertas tendencias que se continúan como modas sin críticas, expresa que hay poetas latinoamericanos jóvenes que hacen cosas nuevas de manera extraordinaria. Es el caso de Javier Alvarado, Hanzel Lacayo de Nicaragua, Mijail Lamas de México y Omar Garzón de Colombia.

Esta es la razón que le impulsa a generar proyectos personales como Revista Vórtice. Su intensión es abrir espacios para nuevas perspectivas del arte en Latinoamérica, como además llevar a cabo eventos culturales y espacios para los jóvenes talentos, “para que este arte emergente se sienta respaldado en espacios dignos para compartir y expresar”.

Revista Vórtice. http://revistavortice.wordpress.com/
Revista Vórtice. http://revistavortice.wordpress.com/

Su narrativa ha sido publicada en diversas revistas electrónicas latinoamericanas, alcanzando el primer lugar en cuentos del V Encuentro Nacional de Jóvenes Creativos por el Arte (Managua, 2004). En 2010 sus poemas “En pena” y “Hoguera” quedan en la Lista de Ganadores del VII Concurso Anual de Cuento breve y Poesía de la Librería Mediática  de Venezuela.

Palabra esculpida en cama inhabitada

yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.
Leopoldo M. Panero

 

Hay alguien más durmiendo en mi cama y no soy yo ni mi sombra. Alguien más que respira voces eternas, soñolientas; alguien aferrado a esta cama bañada en sexo sin saberse legítimo o farsa. Queda únicamente cerrar estos ojos enrojecidos para sentir su olor profundo a libertaria marihuana.
Huele a mar
a tierra húmeda
a silencio.
La palabra gotea sobre la piedra y cansada detona mi verdad suicida; saberme el otro que está en mi cama.

Visiones sobre la actualidad de Nicaragua.

Llama al actual Presidente “dictador híbrido” en la medida, que si bien pueden existir cifras de crecimiento macroeconómico, estas no se condicen en logros sociales. Recalca  por ejemplo lo que ocurre en el área cultural. Siendo un gobierno socialista, la mayor parte de las inversiones que se han hecho en este sentido han sido privadas, siendo además insuficientes. Nos comenta que el gobierno no ha contribuido a fomentar la libertad de expresión y al contrario, lamenta que todos aquellos que no comulgan con la visión oficial sean censurados, cerrándoles los espacios para manifestarse. Esto ocurre con las personas que salen a las calles a protestar, hasta los intelectuales y artistas que no poseen compromisos políticos.

Le resulta paradojal, en la medida que el actual gobierno estuvo presente en el poder durante los años ochenta, lanzando “la revolución”, encabezada por intelectuales y gente comprometida con el arte. Ernesto Cardenal era Ministro de Cultura y el escritor Sergio Ramírez Vicepresidente de la Nación, personas que ya no comulgan con las actuales políticas del gobierno, afirmando que todo lo realizado en aquel entonces se ha ido deteriorando.

Extremaunción

“toma mis ojos y reviéntalos”

Octavio Paz

 

no me perdonaría morir

sin antes ver en tus ojos mis ojos

sin necesidad que pronuncies mi nombre

ni esa palabra execrable

que cierra de un portazo mis párpados

Jorge recalca que las cosas mejorarían si se abrieran espacios a la libertad de expresión en Nicaragua, “si se quitaran las vendas, si se quitaran esas mordazas, esas sogas de las manos que nos llevarían a construir una nación verdaderamente democrática”. “Quisiera que Nicaragua y América despierten – enfatiza – por eso apoyo completamente lo que ocurre en Venezuela, donde las expresiones populares se hacen tan necesarias en la medida que una nación solo se construye a partir de la autorreflexión. Espero que América despierte y pierda los miedos, ya que ello mantiene inmovilizada a la gente para producir los cambios que necesita”.

Jóvenes acompañando durante tres días las peticiones de los adultos mayores en la sede del INSS en Nicaragua. Fotografía de Diana Ulloa para Diario Confidencial
Jóvenes acompañando durante tres días las peticiones de los adultos mayores en la sede del INSS en Nicaragua. Fotografía de Diana Ulloa para Diario Confidencial

Nos da el ejemplo de personas conscientes que producto del temor no actúan. Es el caso del “temor en Nicaragua a la Juventud Sandinista, ya que reciben beneficios del gobierno y con ello se sabe estarán presentes ante cualquier eventualidad”. Recuerda los acontecimientos ocurridos hace poco en torno a un movimiento social en favor a las demandas de los adultos mayores llamado #OcupaINSS. El campamento del movimiento social ubicado en las inmediaciones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), fue asaltado por miembros encapuchados de la juventud sandinista, agrediendo terriblemente a jóvenes e incluso a adultos mayores que simplemente protestaban por sus derechos. Aun se espera justicia por estos actos.

Jorge Campos cree que la voluntad popular debiera despertar. Mientras tanto, en las ruinas que quedan, los artistas buscan aunque sus ojos se quemen frente a la verdad.  Así siguen intentando ver, para que quizás otros prontamente puedan hacerlo…

Hoguera

Mis ojos
se queman
en la zarza ardiente
Sí, se queman
Y yo
sigo
tratando
de ver

Jorge nos obsequia gentilmente al final de nuestra conversación, dos poemas inéditos que esperamos prontamente ver publicados en su poemario.

 

Esperma y carmín

La donna sorrideva occhi chiusi.

C. Pavese

Francisco con su arma la penetra hasta tocar su hueso tibio,

bala espesa arranca piel,

mordaza insoluble de esperma y carmín.

Abre violenta la boca de la tierra de la misma manera

que abrió sus piernas ante miradas burlonas de abominables fantasmas,

abre violenta la boca y en ella siembra a una mujer desplumada que aún gotea vida.

 

Aquellos días

“Esa puerta -que es mía-

he de tirarla abajo”.

Paloma Palao

 

Pasaron por mi puerta muchos Chocoyos chillones

bordando el cielo rojo

bebiendo agua de lluvia,

regresaron del exilio

besaron la tierra y volaron

donde develan mis párpados un cerro negro embravecido,

donde se alimentan en mis húmedas entrañas

Guardabarrancos libres y místicas Salamandras,

a las tardes de infancia

de las que sólo me quedan olor a humedad

y ganas de volar con los pies de mármol.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.