home ARTE, Exposiciones, HAPPENING, pintura Gottfried Helnwein: una estética del abismo

Gottfried Helnwein: una estética del abismo

Gottfried-Helnwein-2

Llega un momento de nuestras vidas en que quizá de manera injusta, le pedimos cuentas al arte. Exigimos que nos diga algo más, que nos arroje ante el territorio de la incertidumbre, que descoloque nuestras nociones morales, que nos conmueva hasta el desconsuelo. Y hay momentos en que, contra toda expectativa, el arte nos responde. Cambia todo.

La exposición de Gottfried Helnwein en el Museo Nacional de San Carlos es uno de esos milagros brutales. Ubicado en el entorno de un barrio de descuidos, Fe, esperanza y caridad nos lleva a través de sus óleos en gran formato a una jornada a la que acudimos inciertos seducidos por nuestros propios abismos.

 Gottfried-Helnwein-4

Gottfried no pinta posibles decoraciones, sino exploraciones íntimas. Retoma en su mejor sentido la expresividad de la locura en Goya, los delirios arquetípicos del Bosco y la humanidad de lo divino en Caravaggio. Los figuras religiosas de referencia en aquellos son sustituidas en Gottfried por las de nuestra sociedad contemporánea: el anime, las tiras cómicas, las estrellas de rock, los rasgos de la mejor fotografía.

La obra del pintor austriaco es un paseo por la memoria del que no es posible salir intactos. En sus lienzos hallamos rostros conocidos: el Pato Donald deambulando en barrios oscuros, el nacimiento del Mesías entre los conspiradores del Holocausto. Descubrimos en una estética sombría y en una técnica casi fotográfica la vigencia del horror en los regímenes totalitarios. Su proximidad más que histórica nos remite al presente inmediato.

Niños ciegos portando armas o sangrando, el rostro descompuesto de sí mismo, Mickey Mouse a punto del delirio, las multitudes angustiosas de la guerra. Se trata de cuestionamientos directos a nuestra individualidad. Aún a pesar de la obsesiva perfección de los retratos, los rostros en estas pinturas parecieran a punto de perder su identidad para remitirnos a nosotros mismos: nuestra incapacidad para asumir la diferencia como causa de grandes crímenes, de asumir nuestra semejanza como la de nuestros grandes miedos.

Asistimos como testigos anónimos a episodios cruentos, caemos sobre un horizonte rojo ante infiernos sin fondo, nos aborda la angustia propia de miradas que flotan sobre la oscuridad. Gottfried nos devuelve una soledad imprescindible, borra la capacidad de cualquier consuelo. Estupefactos comprendemos que el arte es terrible por la misma razón de que es indispensable y nos expele a la fragilidad de sus espejos inabarcables.

Hasta el 4 de marzo de 2013. México, D.F.

Página del Artista: http://hispano.helnwein.com/

Página del Museo Nacional de San Carlos: http://www.mnsancarlos.com/

 

 

Gottfried-Helnwein-6 Gottfried-Helnwein-1 Gottfried-Helnwein-5

Más obras del artista:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.