Plaga

Plaga

por: Yang E. Coutiño

 

Cuando comienzas a beber aire el tiempo se licúa y antes de que el jardín se pinte de oro, la lluvia cae como la primera lluvia. A partir de entonces todo se olvida mejor y todo se extraña más.

Antes, las pústulas blancas del cielo se volvían sosiego. Ahora ya no las recuerdo. Ahora volteo hacia la bruma amarilla que me oculta el mar para seguir olvidando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.