Cellista ERT

Réquiem por una Orquesta

junio 28, 2013 / por / 0 Comentario

El vocablo “Orquesta” proviene del griego, orchesta (ορχήστρα),  “lugar para danzar”. Sin embargo, pocos serán los motivos que tengan los hablantes de esa lengua hoy en día para enorgullecerse de esa palabra.

La crisis económica ha llegado a la música. El plan de ajustes presupuestales del actual gobierno griego, precedido por el Primer Ministro Antonis Samaras, ahora ha alcanzado a la radio y televisión pública del país helénico, que el martes 11 de junio, después de finalizar transmisiones, ha tenido que desaparecer. Con ella 2,700 trabajadores han quedado sin empleo, entre ellos alrededor de 500 músicos.

La Radiotelevisión Helénica (ERT) tenía a su cargo a la Orquesta Sinfónica Nacional y Coro de Grecia, la Orquesta de Música Contemporánea de Grecia, el Coro de la ERT y la Orquesta Infantil. Éstas eran las encargadas de las grabaciones de música orquestal clásica y contemporánea en dicho país, las cuales no sólo ya no harán más grabaciones, sino que dejarán de ser transmitidas en definitiva.

El viernes 14 de junio, los músicos y trabajadores de la ERT realizaron la que sería su última presentación para medios públicos. En el video ampliamente difundido por Internet, se observan los intérpretes con atuendo civil fuera de la solemnidad habitual de un recital de Orquesta. Se interpreta el Adagio “Nimrod” del compositor británico Edward Elgar:

Mientras una de sus violinistas no puede contener más las lágrimas, el público al interior y exterior de la sala observa el último concierto. Los rostros desencajados nos muestran expresiones de seriedad y frustración. Un Réquiem por una Orquesta.

El concierto se extendió de las seis de la tarde hasta pasada la madrugada. El público se despidió de su orquesta, la orquesta de su danza auricular.

Protestas Grecia

Según Boris Groys, el arte contemporáneo es posible gracias a que las sociedades en las cuales aparece han logrado preservar de manera bastante efectiva sus expresiones culturales: teatros, museos, bibliotecas, orquestas sinfónicas. Entonces, dice el autor ruso, es posible innovar: el arte pasado está a nuestro alcance para dialogarlo, trastocarlo y subvertirlo. Los esfuerzos de la preservación ya no son centrales en el quehacer del artista; es libre de ocupar su tiempo en la creación.

Cuando una orquesta muere, ¿cuál es el vacío que deja su música? Resulta paradójico que sea la cuna de Occidente, madre de las artes modernas, la que hoy vea amenazado su legado cultural por la crisis económica. Entre los medios internacionales se comenta que ni siquiera durante la ocupación nazi la orquesta y la radio y televisión públicas desaparecieron en Grecia. Quizá hoy más que nunca, la defensa del arte pasado sea la forma más radical de abogar por el arte futuro. Quizá.

Firmar petición para “salvar” las orquestas de la ERT (en inglés).

Video de transmisión Completa (4:10:53)

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

"Dame una pluma y te construyo un Imperio."


Comparte y sigue leyendo!